Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

¿Has oído hablar de la Ley de Segunda Oportunidad pero no sabes si tú puedes acogerte a ella?

Si no puedes pagar todas tus deudas y te encuentras en una situación de insolvencia definitiva, estás en el lugar indicado.

Después de leer este post sabrás si tú cumples los requisitos necesarios para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

El mecanismo de segunda oportunidad te permite cancelar por ley las deudas que no puedas asumir. Es un verdadero alivio saber que con La ley de Segunda Oportunidad puedes:

  • Desaparecer de los ficheros de morosos.
  • Pagar solo parte de las deudas que realmente puedas asumir, o incluso cancelar el 100% de tus deudas.
  • Evitar demandas y embargos de bienes, así como la persecución de cobradores.

El procedimiento de 2ª Oportunidad tiene en cuenta el historial financiero del deudor insolvente. Uno de los principios de este procedimiento es tratar de ser un instrumento para liberarse de las deudas de quien es un buen pagador pero por circunstancias puntualmente está pasando por una mala situación económica.

Es por ello que cualquiera no puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad. Además de tener deudas y ser insolvente, solo podrán acogerse a esta ley aquéllos que cumplan los requisitos que veremos a continuación.

Requisitos necesarios para beneficiarte de la Ley de 2ª Oportunidad

1) Particulares y autónomos

Eres una persona física (particular) o un profesional autónomo, comerciante o empresario individual.

Las empresas y las sociedades mercantiles han de acudir al concurso de acreedores.

2) Cantidad de la deuda

La cantidad total adeudada no supera los 5 millones de euros.

3) Has actuado de buena fe

Debes haber mostrado disposición a pagar todas tus deudas o la máxima cantidad posible asumible para ti.

Ser transparente es no ocultar ningún dato relevante:

  • Bienes.
  • Dinero.
  • Acreedores.

Por supuesto debes evitar cualquier acto que suponga intentar engañar a los acreedores o perjudicar voluntariamente tu endeudamiento.

Esto es ser un deudor de buena fe.

4) No has sido declarado en concurso culpable

Si antes hubieras sido objeto de otro concurso de acreedores, es requisito imprescindible que no fuera declarado culpable. Es decir que el concurso fue declarado fortuito.

Un concurso de acreedores es culpable cuando en la generación de las deudas el concursado hubiera actuando mediante dolo, culpa grave o mala fe.

Por ejemplo, si no solicitaste a tiempo el concurso, por prácticas irregulares del administrador de la empresa, falta reiterada de la presentación de cuentas anuales en el registro mercantil, etc.

Si nunca has estado inmerso en un procedimiento concursal como deudor, también puedes acogerte al mecanismo de la Segunda Oportunidad.

5) No has sido condenado por delitos económicos o sociales

Otro requisito importante es que no tengas antecedentes penales por delitos socioeconómicos, ni contra el patrimonio, ni contra administraciones públicas ni contra trabajadores en los últimos 10 años.

6) No te has acogido a la Ley de Segunda Oportunidad en los últimos 5 años

En caso de que hayas solicitado anteriormente acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad o a la exoneración del pasivo insatisfecho es imprescindible que hayan pasado al menos 5 años desde entonces.

Si nunca has acudido a la Ley de la Segunda Oportunidad también puedes saltarte este requisito.

7) Tienes deudas con al menos dos acreedores diferentes

La Ley de la Segunda Oportunidad no es aplicable cuando solo tienes un acreedor, es necesario tener deudas con al menos dos acreedores diferentes.

Pero es importante que tengas en cuenta que se incluyen aquellas deudas en las que estés al corriente de pago.

Por ejemplo, si tienes una hipoteca y un préstamo personal, y estás al día de los pagos, computan como deudas y te permiten acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Por lo tanto, debes tener al menos dos deudas (aunque estés al corriente de pago) con acreedores diferentes. Ejemplos:

  • Bancos y entidades financieras
  • Tarjetas de crédito
  • Préstamos personales, minicréditos y préstamos online
  • Préstamos hipotecarios
  • Deudas con Hacienda o la Seguridad Social
  • Deudas con otras administraciones públicas
  • Deudas con proveedores
  • Deudas con empresas de suministros

Infórmate gratis y sin compromiso

Somos abogados especialistas en cancelación de deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad.

Contacta con nosotros y un abogado de nuestro equipo te informará gratis, para que sepas si puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad y decir adiós a tus deudas.