Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad
Ley de Segunda Oportunidad

El plan de pagos en la Ley de la Segunda Oportunidad

Con la reforma de la Ley de la Segunda Oportunidad del año 2022, el plan de pagos en este mecanismo legal ha cambiado por completo su significado. Hasta ese momento, el deudor tenía que tratar de llegar a un acuerdo de plan de pagos con los acreedores en vía extrajudicial antes de iniciar la parte judicial del procedimiento, por lo que se hablaba del acuerdo extrajudicial de pagos.

Tan solo si ese intento de acuerdo fracasaba, el deudor podía pasar a la siguiente fase, que era la del concurso consecutivo (ya en sede judicial), donde de nuevo se intentaba aprobar un plan de pagos. Y la última fase del procedimiento era lo que entonces se conocía como beneficio del pasivo insatisfecho (BEPI).

Pero con la citada reforma, el procedimiento se ha simplificado de forma más que notable. Ahora, el deudor acude directamente al juzgado de lo mercantil para solicitar la ahora denominada exoneración del pasivo insatisfecho (EPI), que ya no se considera un beneficio. Entonces, actualmente el plan de pagos no es más que una de las vías para conseguir la exoneración del pasivo insatisfecho.

Formas de obtener la EPI con la Ley de la Segunda Oportunidad

Existen tres formas de conseguir la exoneración de deudas con el mecanismo previsto en la Ley Concursal a raíz de la aprobación de la conocida como Ley de la Segunda Oportunidad. Dos de ellos están expresamente contemplados como tales en la propia Ley Concursal, en su artículo 486:

  • La liquidación de la masa activa. Esto supone que el deudor se desprenda de sus bienes de cierto valor que sean enajenables. Pero, a cambio, conseguirá la exoneración definitiva de sus deudas.
  • El plan de pagos. Si el deudor tiene ingresos para pagar parte de sus deudas al menos, puede solicitar la exoneración provisional de sus deudas, cancelando parte de las mismas y amortizando el resto conforme a lo previsto en el plan de pagos, que tendrá que ser aprobado por el juez. Así, puede conservar sus bienes, incluyendo la vivienda habitual, en su caso. Y una vez que concluye el plan de pagos, consigue la exoneración definitiva de sus deudas.

Por otro lado, en caso de que el deudor no tenga bienes susceptibles de ser liquidados en el procedimiento, y tampoco tenga la posibilidad de seguir un plan de pagos por falta de ingresos, podrá obtener la exoneración por la vía de la insuficiencia de masa activa (IMA). Ello siempre y cuando cumpla los requisitos para obtener la exoneración del pasivo insatisfecho.

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!

¿Dónde se regula el plan de pagos?

Todo lo relativo a la exoneración con plan de pagos se regula en la subsección 1.ª de la sección 3.ª del capítulo II del título XI del libro primero de la Ley Concursal. 

¿Cuáles son los requisitos para solicitar el plan de pagos?

Solo hay que cumplir dos requisitos para solicitar la exoneración con plan de pagos:

  • Aceptar en la solicitud que la concesión de la exoneración conste en el Registro público concursal durante el plazo de 5 años o el plazo inferior establecido en el plan de pagos.
  • Acompañar a la solicitud aquellas declaraciones de la renta presentadas o que debieran presentarse en los 3 últimos ejercicios finalizados en la fecha de la solicitud, y las demás personas de su unidad familiar, en su caso.

¿Cuándo se puede solicitar el plan de pagos?

El plan de pagos se puede solicitar en cualquier momento, siempre y cuando el juez no haya acordado ya la liquidación de la masa activa.

¿Cuánto dura el plan de pagos?

La duración del plan de pagos es de 3 años de forma general, pero hay dos casos en los que el plazo se amplía a 5 años:

  • Cuando no se realiza la vivienda habitual del deudor y, cuando corresponda, de su familia.
  • Cuando el importe de los pagos depende solo o fundamentalmente de la evolución de la renta y recursos de los que disponga el deudor.

Estos plazos empiezan una vez que el juez resuelve aprobando el plan de pagos.

¿Qué debe contener el plan de pagos?

La propuesta de plan de pagos que presenta el deudor tiene que incluir:

  1. El calendario de pagos de las deudas exonerables que, conforme a la propuesta, se van a satisfacer en el plazo establecido en el plan.
  2. Una relación detallada de los recursos con los que se prevea cumplir el plan de pagos y satisfacer también las deudas no exonerables (que son las del artículo 489 de la Ley Concursal) y las nuevas obligaciones por alimentos, las derivadas de la subsistencia del deudor o las generadas por su actividad, prestando atención especialmente a la renta y recursos de los que en el futuro dispondrá el deudor y su previsible variación durante el plazo del plan y, si procede, el plan de continuidad de actividad empresarial o profesional del deudor o de la nueva que pretenda emprender y los bienes y derechos de su patrimonio que considere que necesita en un caso o en el otro.

Además, el plan de pagos podrá:

  • Incluir cesiones en pago de bienes o derechos, cuando no sean necesarios para la actividad empresarial o profesional del deudor durante el plazo del plan de pagos; su valor razonable, calculado según lo previsto en el artículo 273 de la Ley Concursal, sea igual o inferior al crédito que se extingue o, en otro caso, el acreedor integrará la diferencia en el patrimonio del deudor; y el acreedor consienta o acepte.
  • Establecer pagos de cuantía determinada, pagos de cuantía determinable según la evolución de la renta y recursos de los que disponga el deudor o combinaciones de unos y otros.

Procedimiento para la aprobación del plan de pagos

En primer lugar, el letrado de la Administración de Justicia da traslado de la propuesta a los acreedores que se hayan personado en el procedimiento, quienes contarán, desde ese momento, con un plazo de 10 días para alegar lo que consideren respecto a la concurrencia de los presupuestos y requisitos legalmente establecidos para la exoneración o en relación a la propuesta de plan de pagos.

Del mismo modo, los acreedores personados pueden proponer que se establezcan medidas que limiten o prohíban los derechos de disposición o administración del deudor mientras dure el plan de pagos.

Una vez presentadas las alegaciones por parte de los acreedores, o si transcurre el plazo para ello, el juez podrá denegar o conceder provisionalmente la exoneración del pasivo insatisfecho, aprobando el plan de pagos conforme a la propuesta presentada o haciendo las modificaciones que considere, consten o no en lo que hayan alegado los acreedores.

Previamente a todo ello, el juez habrá comprobado que se cumplen los presupuestos y requisitos establecidos en la ley, el contenido del plan de pagos y las posibilidades objetivas de su cumplimiento.

¿Las deudas generan intereses durante el plan de pagos?

No, las deudas no generan intereses durante el plan de pagos, sean exonerables o no exonerables. Sin embargo, las no exonerables sí generarán intereses si gozan de garantía real, hasta el valor de la garantía, y según las reglas del capítulo II del título XI del libro primero de la Ley Concursal.

¿Pueden los acreedores impugnar el plan de pagos?

Una vez aprobado el plan de pagos, los acreedores afectados cuentan con un plazo de 10 días para impugnarlo por las siguientes causas, que también permiten al juez no conceder la exoneración del pasivo insatisfecho:

  • Si el plan de pagos no garantiza al acreedor al menos el pago de la parte de sus créditos que tendría que ser satisfecha en la liquidación concursal.
  • Si el plan de pagos no incluye la realización y aplicación al pago de la deuda exonerable, de la deuda no exonerable o de las nuevas obligaciones del deudor de la totalidad de los activos que no sean necesarios para la actividad empresarial o profesional del deudor o de su vivienda habitual, cuando los acreedores que impugnen representen al menos el 40% del pasivo total de carácter exonerable.
  • Si se constata la oposición al plan de pagos por parte de acreedores que supongan más del 80% de la deuda exonerable afectada por el plan de pagos, a no ser que el juez, teniendo en cuenta las particularidades del caso, lo imponga.
  • Si el plan no destina a satisfacer la deuda exonerable la totalidad de las rentas y recursos previsibles del deudor que excedan del mínimo legalmente inembargable, de lo preciso para cumplir las nuevas obligaciones del deudor durante el plazo del plan de pagos, cuando se consideren razonables según las circunstancias, y de lo requerido para cumplir los vencimientos de la deuda no exonerable durante el plazo del plan de pagos.
  • Si no se dan los presupuestos y requisitos legales para la exoneración.
¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!