Categorías
Sin categoría

3 formas de no perder tu vivienda con la Ley de Segunda Oportunidad

Una de las preguntas que más se hacen los españoles cuando se plantean acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es si van a perder su vivienda.

Tranquilo, no eres el único que se hace esta pregunta.

¿Es posible conservar la vivienda con la Ley de Segunda Oportunidad?

Por norma general, La Ley de Segunda Oportunidad permite destinar los bienes embargables al pago de las deudas y uno de ellos puede ser la vivienda.

No obstante, existen 3 casos en los que puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad sin perder la vivienda.

Ley de Segunda Oportunidad y propietario de vivienda habitual

Si decides acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad siendo propietario de una vivienda habitual puedes encontrarte con los siguientes escenarios:

  • Perder la vivienda. Algo que suele suceder frecuentemente.
  • Dar la vivienda en dación de pago.
  • Conservar la vivienda. Solo en los casos que te contamos en este post.

Para conseguir que tu vivienda habitual no sea embargada lo más recomendable es pedir asesoramiento a un abogado especializado en Ley de la Segunda Oportunidad.

3 formas de acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad sin perder la vivienda

Vamos a lo que nos interesa, que es que no pierdas tu vivienda habitual y sigas viviendo en ella mientras pagas a tus acreedores la mayoría de tus deudas y te exoneran del pago de otras.

1. Cuando la venta de la vivienda no supone un beneficio económico

Es decir, si aún vendiendo tu casa el beneficio obtenido no te permite sufragar las deudas pendientes con tus acreedores, carece de sentido ponerla a la venta.

Por tanto, el propietario no perderá su vivienda en este caso.

2. El valor de la hipoteca pendiente supera el valor de mercado

Otro supuesto podría ser que el capital pendiente de amortización de la hipoteca sea mayor al valor de mercado.

Si la venta no salda la deuda pendiente ni cancela la garantía hipotecaria, tampoco tendrá sentido que el propietario pierda su vivienda.

Además, si la venta supone poner en una situación de vulnerabilidad al deudor privándole de su casa, es poco probable que el juez decida la transmisión de la propiedad.

3. La venta de la vivienda supone un empeoramiento de la situación financiera

Cuando la venta supone un coste superior al precio de la misma, por ejemplo porque hay que hacer obras o solicitar algún certificado, no compensa la transmisión de la vivienda.

En definitiva, si la enajenación de la vivienda supone aumentar la deuda el juez no considerará esta opción como beneficiosa para el deudor y por tanto, el deudor propietario conservará su vivienda.

De todas formas, todo dependerá de la decisión final del juez para cada caso concreto.

Ponga su situación en manos de un abogado que le resuelva con agilidad las dudas que tenga sobre la cancelación de sus deudas.

¿No puedes pagar tus deudas?

La Ley de Segunda Oportunidad permite a aquellas personas sin capacidad económica para saldar su obligaciones la posibilidad de cancelar sus deudas y empezar de cero.

Contacta con nosotros e infórmate sin compromiso.