Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad
Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad para particulares en apuros

¿Pensabas que solo las empresas pueden cancelar sus deudas?

Con la Ley de Segunda Oportunidad, los particulares también pueden llegar conseguir la exoneración de sus deudas.

Aquí te contamos cómo eliminar tus deudas si eres un particular.

El camino para que un particular (persona física) pueda acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es el siguiente:

La Ley de Segunda Oportunidad es el mecanismo idóneo para los particulares que no pueden pagar sus deudas y, además, es un proceso que no suele demorarse mucho en el tiempo.

Vamos a ver cómo funciona.

Requisitos de la Ley de Segunda Oportunidad para particulares sobreendeudados

¿Qué requisitos tienes que cumplir para, como particular, poder acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad?

El objetivo es que puedas empezar de cero. Pero antes tienes que saber si cumples con los requisitos para iniciar este procedimiento.

Existen 5 condiciones para poder iniciar el procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad:

  1. Ser persona física, algo que se cumple tanto en tu caso como particular, como en el de los autónomos. Las personas jurídicas tienen que recurrir al concurso de acreedores.
  2. Que seas deudor de buena fe. Es decir, que no te encuentres en ninguno de los supuestos del artículo 487 de la Ley Concursal (que no hayas cometido ciertos delitos durante los 10 años anteriores, no haber sido declarado el concurso culpable, etc.).
  3. Estar en situación de insolvencia, la cual puede ser actual o inminente, es decir, prevista para dentro de los próximos 3 meses.
  4. No haberse acogido ya a la Segunda Oportunidad en los 2 años anteriores, desde la exoneración definitiva tras seguir un plan de pagos, o en los 5 años anteriores, desde la exoneración definitiva con liquidación de masa activa.
  5. Tener deudas con dos acreedores distintos como mínimo. No importa que con alguno de ellos se esté al día, es más: se puede estar al día con todos ellos.

¿Cómo cancelar mis deudas si soy un particular?

En primer lugar, debemos explicar que desde la reforma de 2022 de la Ley de Segunda Oportunidad, todo el procedimiento es judicial, y se solicita directamente la EPI. Ya no hay intento de acuerdo extrajudicial de pagos ni concurso consecutivo ni mediador concursal.

Pues bien, la Ley Concursal habla de dos posibles formas de conseguir la EPI:

  • Con liquidación de masa activa, obteniendo directamente la exoneración definitiva de las deudas.
  • Siguiendo un plan de pagos, consiguiendo así primero una exoneración provisional y luego la definitiva.

Por otro lado, en la práctica también se puede conseguir la exoneración por la vía de la IMA (insuficiencia de masa activa), si el deudor no tiene bienes que pueda liquidar ni tampoco la posibilidad de seguir un plan de pagos, pero cumple los requisitos para ser exonerado.

El deudor persona natural, sea o no empresario, podrá solicitar la exoneración del pasivo insatisfecho en los términos y condiciones establecidos en esta ley, siempre que sea deudor de buena fe:

1.º Con sujeción a un plan de pagos sin previa liquidación de la masa activa, conforme al régimen de exoneración contemplado en la subsección 1.ª de la sección 3.ª siguiente; o

2.º Con liquidación de la masa activa sujetándose en este caso la exoneración al régimen previsto en la subsección 2.ª de la sección 3.ª siguiente si la causa de conclusión del concurso fuera la finalización de la fase de liquidación de la masa activa o la insuficiencia de esa masa para satisfacer los créditos contra la masa.

Artículo 486 de la Ley Concursal

¿En qué consiste la EPI definitiva e inmediata?

Se trata, como ya se ha indicado, de acogerse a la EPI con liquidación de masa activa, lo que supone la enajenación de los bienes importantes con los que se cuente. Por lo tanto, tiene la desventaja de poder perder incluso la vivienda habitual. No obstante, puntualmente se puede salvar algún bien.

La ventaja es que se cancelan todas las deudas, de manera definitiva. Por lo tanto, el deudor queda liberado del pago de todas sus deudas.

1. En los casos de concurso sin masa en los que no se hubiera acordado la liquidación de la masa activa el concursado podrá presentar ante el juez del concurso solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho dentro de los diez días siguientes a contar bien desde el vencimiento del plazo para que los acreedores legitimados puedan solicitar el nombramiento de administrador concursal sin que lo hubieran hecho, bien desde la emisión del informe por el administrador concursal nombrado si no apreciare indicios suficientes para la continuación del procedimiento.

2. Las mismas reglas se aplicarán en los casos de insuficiencia sobrevenida de la masa activa para satisfacer todos los créditos contra la masa y en los que, liquidada la masa activa, el líquido obtenido fuera insuficiente para el pago de la totalidad de los créditos concursales reconocidos. El concursado podrá presentar ante el juez del concurso solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho dentro del plazo de audiencia concedido a las partes para formular oposición a la solicitud de conclusión del concurso.

3. En la solicitud el concursado deberá manifestar que no está incurso en ninguna de las causas establecidas en esta ley que impiden obtener la exoneración, y acompañar las declaraciones del impuesto sobre la renta de las personas físicas correspondientes a los tres últimos años anteriores a la fecha de la solicitud que se hubieran presentado o debido presentarse.

4. El letrado de la Administración de Justicia dará traslado de la solicitud del deudor a la administración concursal y a los acreedores personados para que dentro del plazo de diez días aleguen cuanto estimen oportuno en relación a la concesión de la exoneración.

Artículo 501 de la Ley Concursal

¿Qué es la EPI provisional?

La EPI provisional consiste en cancelar parte de las deudas y seguir con el resto un plan de pagos, que será de forma general de 3 años, y de 5 años en los siguientes casos contemplados en el artículo 497.1 de la Ley Concursal:

  • 1.º Si no se realiza la vivienda habitual del deudor y, si corresponde, de su familia.
  • 2.º Si el importe de los pagos depende exclusiva o fundamentalmente de la evolución de la renta y recursos disponibles del deudor.

Esto permite que el deudor salvaguarde sus bienes, incluyendo su vivienda habitual. Y una vez que concluya el plan de pagos, conseguirá la exoneración definitiva.

1. El deudor podrá solicitar la exoneración del pasivo con sujeción a un plan de pagos y sin liquidación de la masa activa. En la solicitud, el deudor deberá aceptar que la concesión de la exoneración se haga constar en el Registro público concursal durante el plazo de cinco años o el plazo inferior que se establezca en el plan de pagos. Deberá acompañar a la solicitud las declaraciones presentadas o que debieran presentarse del impuesto sobre la renta de las personas físicas correspondientes a los tres últimos ejercicios finalizados a la fecha de la solicitud, y las de las restantes personas de su unidad familiar.

2. La solicitud de exoneración mediante plan de pagos podrá presentarse en cualquier momento antes de que el juez acuerde la liquidación de la masa activa.

Artículo 495 de la Ley Concursal

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!