Categorías
Sin categoría

¿Eres autónomo? Descubre cómo cancelar tus deudas

La Ley de Segunda Oportunidad permite al autónomo o pequeño empresario liberarse de parte de sus deudas tras un fracaso económico.

El objetivo es facilitar a los autónomos poder rehacer su vida sin tener que arrastrar sus deudas de forma indefinida. Ahora bien, la Ley de Segunda Oportunidad (LSO) también protege al acreedor.

Si estás pasando por una mala situación económica, tienes voluntad de pagar pero no te resulta viable actualmente, sigue leyendo porque este post es para ti.

¿Qué deudas puede cancelar un autónomo?

Un autónomo puede negociar la cancelación de todas las deudas a excepción de las públicas y por alimentos.

Es decir, no se pueden cancelar:

  • Las deudas contraídas con Hacienda y la Seguridad Social.
  • La obligación del pago de una pensión de alimentos.

De este modo, podrás negociar la deuda privada con el banco, el arrendador de tu oficina o local de negocio, proveedores, colaboradores, etc.

Aunque ya sabes que puedes solicitar el aplazamiento o fraccionamiento de las deudas con Hacienda y la Seguridad Social.

¿Quedarán eliminadas las deudas para siempre?

Para entender esto mejor es importante explicar que el deudor puede solicitar al juez la posibilidad de ser exonerado de parte de sus deudas.

Esto es lo que se llama Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, BEPI. 

Es decir, cuando el deudor ha pagado los créditos contra la masa y los créditos privilegiados, y ha intentado alcanzar un acuerdo extrajudicial con sus acreedores podrá solicitar al Juez el BEPI.

También podrá solicitarlo cuando habiendo pagado los créditos contra la masa y los privilegiados, no consiguió un acuerdo extrajudicial pero sí que pagó, al menos, el veinticinco por ciento del importe de los créditos concursales ordinarios.

Bien, entonces, ¿cuándo se pueden considerar eliminadas las deudas insatisfechas?

Tal y como regula el artículo 492 del Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal:

Las deudas no quedarán totalmente canceladas hasta pasados 5 años desde la concesión del BEPI.

Para que ello sea posible el deudor deberá haber actuado de buena fe durante todo ese tiempo.

Es decir, salvo que se constatase que el deudor ha ocultado la existencia de bienes o derechos o de ingresos, excepto que fueran inembargables.

Elimina un % de tus deudas con un plan de pagos a tu medida

El proceso para eliminar las deudas en caso de un autónomo o persona física es muy similar al del concurso de acreedores al que se pueden acoger las empresas en quiebra.

Como decíamos arriba, no es posible eliminar el 100% de las deudas pero si es posible negociar la cancelación de un porcentaje elevado.

¿En qué consiste la LSO? La Ley de Segunda Oportunidad confiere la posibilidad de renegociar la deuda a través de un plan de pagos con los acreedores.

En el plan de pagos quedarán fijadas las condiciones para la devolución del importe debido. Lo interesante aquí es que se tienen en cuenta las circunstancias concretas de tu situación, por eso decimos que es un plan de pagos a medida.

Tampoco queremos dar a entender que el deudor pueda elegir qué deudas puede dejar de pagar sino que se tendrá en cuenta la situación real del deudor y con ello, a lo que puede hacer frente en esos momentos.

De esta manera, se pretende que el autónomo en crisis no vaya tan ahogado y pueda afrontar su día a día con normalidad.

¿Qué necesitas para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad?

Los requisitos para poder pedir la exoneración o cancelación de parte de las deudas te los contamos en este otro post.

No obstante, aquí te nombramos los más importantes:

  1. Que la totalidad de la deuda no supere los 5 millones de euros.
  2. Que puedas demostrar que no puedes hacer frente a los pagos.
  3. Que hayas actuado de buena fe en cuanto al cumplimiento de los requisitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *