Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad
Ley de Segunda Oportunidad

¿Pueden embargarte una cuenta de la que eres autorizado?

El embargo de cuentas bancarias es una consecuencia muy posible en caso de tener deudas impagadas. Ahora bien, cuando se es autorizado en una cuenta, puede surgir la duda de si esta puede ser objeto del embargo también. A continuación vamos a explicar si esto es posible o no, y por qué.

Si soy autorizado en una cuenta, ¿pueden embargarla por una deuda mía?

No, no pueden embargar una cuenta en la que eres autorizado por una deuda tuya. El embargo solo puede recaer sobre bienes o derechos que sean de tu titularidad, y este no es el caso.

Cuando se es autorizado en una cuenta bancaria, se pueden realizar aquellas operaciones que permita el titular de la cuenta, por ejemplo: sacar dinero, hacer transferencias, etc. Ahora bien, ello no quiere decir, en ningún caso, que los fondos de la cuenta le pertenezcan, por lo que no hay base legal para embargar una cuenta bancaria por deudas del autorizado.

Es fundamental no confundir la figura del autorizado con la del cotitular en una cuenta bancaria, que sí es titular, solo que lo es junto a otra u otras personas. En estos casos, hay una parte de los fondos que sí pertenecen al autorizado, y que por lo tanto, se pueden embargar, pero no podrá embargarse todo el dinero de la cuenta ni la parte que exceda de la del cotitular embargado.

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!

¿Qué pasa si se embarga una cuenta por deudas del autorizado?

En caso de que se embargue una cuenta por deudas del autorizado, y no del titular, hay que entender que se trata de un error.

Así pues, la consecuencia es que el embargo es nulo de pleno derecho, y se puede denunciar la nulidad ante el tribunal mediante los recursos ordinarios o ante el letrado de la Administración de Justicia por simple comparecencia, si el ejecutado no se ha personado en la ejecución ni quiere hacerlo, tal como se establece en el artículo 609 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Ocurriría exactamente igual si se embargara una cuenta en la que hay varios titulares, por deudas de alguno de ellos, si el embargo recae sobre parte de los fondos que no le pertenecen (por ejemplo, si se trata de dos cotitulares y se embarga más de la mitad del dinero que hay en la cuenta).

Quizás puedas evitar el embargo con la Ley de la Segunda Oportunidad

Cancelar las deudas que no se pueden pagar es posible, gracias a la Ley de la Segunda Oportunidad. Se trata de un mecanismo legal por el que las personas físicas (tanto particulares como autónomos) que son insolventes, y cumplen otros sencillos requisitos, pueden eliminar sus deudas, evitar el embargo y salir de los ficheros de morosos.

Por ello, ante problemas graves de solvencia, resulta de vital importancia comprobar que se reúnen las condiciones para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad.