Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad
Ley de Segunda Oportunidad

¿Pueden embargarte el coche si lo necesitas para trabajar?

Uno de los bienes sobre los cuales puede ejecutarse un embargo es un vehículo, siempre y cuando su titularidad sea del deudor. Pero ¿si el coche se necesita para trabajar, es embargable? Descubre la respuesta a esta pregunta, a continuación.

Si necesito el coche para el trabajo, ¿me lo pueden embargar?

En caso de que tu coche sea un medio necesario para realizar tu trabajo, no podrá ser embargado. Así se desprende del artículo 606.2º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que declara inembargables “Los libros e instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión, arte u oficio a que se dedique el ejecutado”.

Ahora bien, este mismo precepto establece un límite: “cuando su valor no guarde proporción con la cuantía de la deuda reclamada”.

Por lo tanto, no se puede embargar el coche si se necesita para el propio desempeño del trabajo, y además, no tiene un valor proporcional a la deuda.

Así por ejemplo, no se podrá embargar el taxi a un taxista, a no ser que por su valor, sea un bien apropiado para la ejecución.

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!

Sin embargo, esto no quiere decir que aunque cumpla las condiciones, el coche sea necesariamente embargado, porque:

  • El ejecutante puede señalar otros bienes.
  • Si el ejecutante no los señala, lo hará el ejecutado, a petición del juzgado.
  • El ejecutante y el ejecutado pueden ponerse de acuerdo respecto a qué bienes embargar.
  • A falta de acuerdo, decidirá el letrado de la Administración de justicia, conforme a los criterios del artículo 592.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC).
  • Si el letrado de la Administración de Justicia no puede aplicar dichos criterios, se embargarán los bienes conforme al orden del artículo 592.2 de la LEC, por lo que el embargo recaería primero sobre otros bienes, de haberlos (por ejemplo, el dinero de las cuentas del banco).

En caso de que el embargo haya sido ordenado por Hacienda o la Seguridad Social, habrá que aplicar lo dispuesto en sus normativas correspondientes.

¿Y si necesito el coche para ir a trabajar?

Si utilizas tu coche para desplazarte hasta tu lugar de trabajo, pero no se trata de un instrumento de trabajo, no hay límite alguno para su embargo más que los límites generales que se tienen en cuenta en los embargos.

Trata de evitar el embargo: consulta los requisitos de la Ley de la Segunda Oportunidad

Tanto si eres particular como autónomo, siempre que tengas problemas graves de insolvencia, podrás evitar el embargo si reúnes los requisitos para acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Este mecanismo permite eliminar deudas, paralizar los embargos en marcha, que no se ordenen embargos nuevos y salir de aquellos ficheros de morosos en los que se figure, si es el caso.