Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad
Ley de Segunda Oportunidad

¿Pueden embargarte toda la nómina?

La nómina es uno de los bienes sobre los cuales, habitualmente, suele recaer el embargo. Es por ello que muchas personas con deudas se preguntan si la nómina se puede embargar en su totalidad. A continuación daremos la respuesta.

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!

¿Se puede embargar la nómina entera?

No, la nómina no puede ser embargada totalmente. Existen unos límites que se aplican siempre, y que consisten en que la nómina no se puede embargar por debajo del límite del salario mínimo interprofesional (SMI). Dicho de otra forma, la cuantía vigente para el SMI es inembargable.

A partir de ese límite del SMI, se pueden embargar partes de la nómina, por tramos. Estos límites están recogidos en el artículo 607.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y se aplica tanto a los embargos judiciales como a los que ordena la Administración Pública:

  • La primera cuantía adicional hasta el doble del SMI se puede embargar en el 30%.
  • La cuantía adicional hasta el triple del SMI, en el 50%.
  • La cuantía adicional hasta 4 veces el SMI, en el 60%.
  • La cuantía adicional hasta 5 veces el SMI, en el 75%.
  • Cualquier cuantía que exceda de la anterior, en el 90%.

Estas reglas no se aplican si el embargo se debe a una deuda de alimentos, en cuyo caso, decide el juez la cantidad a embargar.

Lo dispuesto en el artículo anterior no será de aplicación cuando se proceda por ejecución de sentencia que condene al pago de alimentos, en todos los casos en que la obligación de satisfacerlos nazca directamente de la Ley, incluyendo los pronunciamientos de las sentencias dictadas en procesos de nulidad, separación o divorcio sobre alimentos debidos al cónyuge o a los hijos o de los decretos o escrituras públicas que formalicen el convenio regulador que los establezcan. En estos casos, así como en los de las medidas cautelares correspondientes, el tribunal fijará la cantidad que puede ser embargada.

Artículo 608 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

¿Quién te puede embargar la nómina?

Como ya se ha indicado, existen dos posibles tipos de embargos en España:

  • El embargo judicial, que procede de algún tipo de procedimiento judicial y que decreta el letrado de la Administración de Justicia. Es el tipo de embargo que se produce, por ejemplo, cuando se reclama a una persona para que pague a través de un procedimiento monitorio y no atiende al pago en plazo.
  • El embargo administrativo, que pueden ordenar tanto Hacienda como la Seguridad Social, para deudas de cuya recaudación sea competente cada una de estas administraciones y sin intermediación de la autoridad judicial. Por ejemplo, Hacienda puede embargar por un impuesto impagado, y la Seguridad Social por cuotas de cotización de los trabajadores dejadas de pagar por el empleador.

¿El embargo de la nómina se tiene que notificar?

Sí, el embargo de la nómina tiene que ser notificado. Además, el ejecutado debe recibir una doble notificación:

  • Por un lado, le tiene que notificar el embargo quien lo haya ordenado, sea el letrado de la Administración de Justicia en el caso del embargo judicial, o el funcionario correspondiente si se trata de un embargo administrativo.
  • Posteriormente, tendrá que ser notificado también por la propia empresa.

¿Qué otros bienes te pueden embargar?

El artículo 592 de la Ley de Enjuiciamiento Civil indica los bienes que se pueden embargar y su orden de prioridad, cuando se trata de un embargo judicial:

  1. Dinero o cuentas corrientes de cualquier clase.
  2. Créditos y derechos realizables en el acto o a corto plazo, y títulos, valores u otros instrumentos financieros admitidos a negociación en un mercado secundario oficial de valores.
  3. Joyas y objetos de arte.
  4. Rentas en dinero, cualquiera que sea su origen y la razón de su devengo.
  5. Intereses, rentas y frutos de toda especie.
  6. Bienes muebles o semovientes, acciones, títulos o valores no admitidos a cotización oficial y participaciones sociales.
  7. Bienes inmuebles.
  8. Sueldos, salarios, pensiones e ingresos procedentes de actividades profesionales y mercantiles autónomas.
  9. Créditos, derechos y valores realizables a medio y largo plazo.

Añade este artículo que también podrá decretarse el embargo de empresas cuando, atendidas todas las circunstancias, resulte preferible al embargo de sus distintos elementos patrimoniales.

Cuando se trata de un embargo administrativo, hay que tener en cuenta la Ley General Tributaria en el caso de Hacienda, y el Reglamento de recaudación de la Seguridad Social en las deudas con este organismo.

Conforme al artículo 169.2 de Ley General Tributaria, Hacienda puede embargar los siguientes bienes por este orden:

  • Dinero efectivo o en cuentas abiertas en entidades de crédito.
  • Créditos, efectos, valores y derechos realizables en el acto o a corto plazo.
  • Sueldos, salarios y pensiones.
  • Bienes inmuebles.
  • Intereses, rentas y frutos de toda especie.
  • Establecimientos mercantiles o industriales.
  • Metales preciosos, piedras finas, joyería, orfebrería y antigüedades.
  • Bienes muebles y semovientes.
  • Créditos, efectos, valores y derechos realizables a largo plazo.

En el caso de la Seguridad Social, siguiendo lo establecido en el artículo 96 y siguientes del Reglamento de recaudación de la Seguridad Social, se pueden embargar los bienes siguientes y por este orden:

  • Dinero efectivo o en cuentas abiertas en entidades de crédito, ahorro o financiación
  • Créditos y derechos realizables
  • Títulos, valores u otros activos financieros.
  • Acciones y participaciones sociales.
  • Intereses, rentas y frutos de toda especie.
  • Sueldos y prestaciones.
  • Restantes bienes muebles y semovientes.
  • Bienes inmuebles.

Además, podrá decretarse el embargo de la empresa cuando, atendiendo a todas las circunstancias, resulte preferible al embargo de sus distintos elementos patrimoniales.

La Ley de la Segunda Oportunidad para evitar los embargos

Si tienes deudas y te han embargado o temes que puedas sufrir un embargo, la Ley de la Segunda Oportunidad puede ser la solución. Este es un mecanismo por el que los deudores insolventes pueden no solo cancelar sus deudas, sino terminar con sus embargos también, y evitar embargos futuros. Tan solo tienes que cumplir unos requisitos muy básicos para poder terminar con tus deudas.

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!