Todo lo que debes saber sobre la Ley de la Segunda Oportunidad
Ley de Segunda Oportunidad

Concurso voluntario de acreedores

El concurso voluntario es una de las modalidades del concurso de acreedores. Debemos recordar que este es un procedimiento regulado en la Ley Concursal, y aplicable a las personas jurídicas.

En el caso de las personas físicas (particulares y autónomos) en situación de insolvencia, se aplica la Ley de la Segunda Oportunidad y la exoneración del pasivo insatisfecho, regulada también en la Ley Concursal.

En este artículo vamos a explicar en qué consiste el concurso voluntario de acreedores.

¿Qué es un concurso voluntario de acreedores?

Existen dos modalidades de concurso de acreedores:

  1. Concurso voluntario. Se produce cuando la primera solicitud la realiza el deudor.
  2. Concurso necesario. Tiene lugar cuando el procedimiento lo solicitan los acreedores, o cuando en los 3 meses anteriores a la solicitud del deudor, se haya presentado y admitido ya a a trámite la solicitud de cualquier otro legitimado, aun cuando este haya desistido, no haya comparecido en la vista o no se haya ratificado en la solicitud.

Así pues, siempre que el concurso no entre en ninguno de los presupuestos para ser considerado necesario, será voluntario.

Requisitos para solicitar concurso voluntario

Para solicitar el concurso voluntario de acreedores, se deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Encontrarse una situación de insolvencia económica, es decir que no se puedan atender regularmente las obligaciones exigibles. Dicha insolvencia puede ser actual, cuando no se puedan cumplir ya las obligaciones de pago, o inminente, cuando se prevea que resultará imposible dicho cumplimiento dentro de los próximos 3 meses.
  • Dicho estado o situación de insolvencia debe ser el fundamento de la solicitud de declaración de concurso.
  • Estar asistido por un abogado y representado por un procurador.
  • El poder a favor del procurador debe ser especial para solicitar el concurso. Se puede otorgar ante notario o mediante comparecencia apud acta compareciendo personalmente ante el letrado de la Administración de Justicia de cualquier oficina judicial o electrónicamente en la sede judicial que corresponda.

Plazo para solicitar el concurso voluntario

El deudor dispone de un plazo de 2 meses desde la fecha en la que ha conocido o debido conocer su situación de insolvencia económica para solicitar el concurso voluntario.

No obstante, antes de que finalice ese plazo, el deudor puede poner en conocimiento del juzgado que ha iniciado negociaciones con los acreedores.

Si, transcurridos 3 meses, el deudor no alcanza un acuerdo de reestructuración con los acreedores, deberá solicitar la declaración de concurso en el mes siguiente, salvo que no se encuentre en estado de insolvencia actual.

Ventajas del concurso voluntario

Las ventajas del concurso son indiscutibles:

  1. Las demandas que los acreedores hayan presentado reclamando las deudas quedan paralizadas.
  2. Las deudas no generan intereses durante el procedimiento. Además, se puede conservar la propiedad de algunos bienes (inembargables, sin valor de mercado…). Excepción: las deudas por salarios y los préstamos con hipoteca o garantía real sí generan intereses.
  3. El pago de las deudas contraídas con los acreedores se paraliza.
  4. Permite al deudor continuar con su actividad, evitando así el cierre.
  5. A través del concurso voluntario, el deudor puede alcanzar un acuerdo con los acreedores para reducir la deuda o retrasar el pago.
  6. Si hay bienes suficientes, el deudor puedes recibirlos para atender sus necesidades, las de su cónyuge y descendientes bajo tu potestad.
  7. El deudor no pierde sus facultades de administrar y disponer de su patrimonio, su ejercicio estará sometido al administrador concursal, que incluso puede denegar la autorización.
  8. Se reducen las posibilidades de que el concurso de acreedores sea declarado culpable, ya que una de las causas de dicha declaración es precisamente haber incumplido el deber de solicitar la declaración de concurso.

Solicitud del concurso voluntario de acreedores

Explicamos a continuación dos aspectos importantes en la solicitud del concurso voluntario:

Redacción y contenido de la solicitud de concurso voluntario

La solicitud la redactará el abogado y deberá ir firmada por este y por el procurador que represente al deudor.

En la solicitud se indicará el estado de insolvencia actual o inminente en el que el deudor se encuentra, y se acompañarán los documentos que acrediten dicho estado.

Resolución judicial sobre la solicitud de concurso voluntario

El juez resolverá, mediante auto, si la declaración de concurso es pertinente o no. Si la resolución judicial considera que el concurso voluntario no es pertinente, se puede presentar recurso de reposición.

En caso contrario, se iniciarán las fases del proceso judicial del concurso voluntario de acreedores.

¿Quieres saber en 2 minutos si puedes cancelar tus deudas?
Accede a nuestro estudio económico gratuito ahora
¡Empieza ahora!