Categorías
Sin categoría

La Ley de Segunda Oportunidad para particulares en apuros

¿Pensabas que solo las empresas pueden cancelar o negociar con sus acreedores?

Con la Ley de Segunda Oportunidad los particulares también pueden llegar a acuerdos con sus acreedores para negociar la reducción o cancelación de sus deudas. 

Aquí te contamos cómo cancelar tus deudas si eres un particular.

El camino para que un particular (persona física) pueda acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es la siguiente:

La Ley de Segunda Oportunidad es el mecanismo idóneo para los particulares que se encuentran en situación de quiebra real y no pueden pagar sus deudas.

Vamos a ver cómo funciona.

Requisitos de la Ley 25/2015 de Segunda Oportunidad para particulares sobreendeudados

¿Qué requisitos tienes que cumplir para, como particular, poder acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad?

El objetivo es que puedas empezar de cero. Pero antes tienes que saber si cumples con los requisitos para iniciar este procedimiento.

Existen 5 condiciones para poder iniciar el procedimiento de la Ley de Segunda Oportunidad:

  1. Que no tengas patrimonio a tu nombre. Es decir, si eres titular de bienes muebles o inmuebles con los que podrías hacer frente al pago de las deudas no podrás acogerte a la Ley 25/2015.
  2. El conjunto de las deudas no puede superar la cantidad de 5 millones de euros.
  3. Que actúes de buena fe en todo momento. Es decir que tengas voluntad de pago, no ocultes dinero o bienes, no hayas sido declarado en concurso culpable con anterioridad ni condenado por delitos económicos.
  4. Que hayas hecho frente al pago de créditos preferentes (Hacienda, Seguridad Social…).
  5. Que en los últimos 10 años no te hayas acogido al Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho.

En caso de tener patrimonio deberás venderlo para obtener liquidez que te permita devolver el dinero a tus acreedores.

Particulares en quiebra: así son los acuerdos para el pago de deudas

El primer paso es intentar negociar con los acreedores un Acuerdo Extrajudicial de Pago.

La negociación se llevará a cabo a través de un mediador concursal designado a tal efecto.

Principalmente este acuerdo consiste en que el deudor negocie con los acreedores la devolución del dinero siempre dentro de las posibilidades reales del deudor.

Es lícito que el deudor no pueda desatender sus necesidades básicas y debe poder seguir cumpliendo con sus obligaciones laborales o profesionales. Por eso, es necesario que dicho acuerdo sea acorde a la situación económica del deudor. 

El plan de pagos puede consistir en:

  • Esperas por un plazo inferior a diez años.
  • Quitas.
  • Cesión de bienes o derechos a los acreedores en pago de la totalidad o parte de la deuda.

Esta cesión no podrá llevarse a cabo cuando los bienes o derechos sean necesarios para la continuación de la actividad profesional del deudor.

Cuando el valor de los bienes o derechos cedidos en pago sea superior a la deuda, la diferencia se integrará en el patrimonio del deudor. 

  • Conversión de acciones o participaciones sociales de la sociedad deudora.
  • Conversión en:
    • Préstamos participativos.
    • Obligaciones convertibles o préstamos subordinados.
    • Préstamos con intereses capitalizables o, en cualquier otro instrumento financiero de rango, vencimiento o características distintas de la deuda original.

Como decimos el Acuerdo debe tener en cuenta las posibilidades económicas realistas del deudor. Para ello se deberá incluir un plan de viabilidad del cumplimiento de las obligaciones adquiridas. 

¿Cómo cancelar mis deudas si soy un particular?

Si no es posible llegar a un Acuerdo Extrajudicial de Pagos, el mediador concursal designado deberá solicitar el concurso de acreedores vía judicial. 

Como tus bienes no serán suficientes para atender el pago de todas tus deudas judicialmente se acordará “el perdón” de aquellas deudas que no puedas pagar.

El perdón de las deudas es lo que se llama el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI).

El BEPI puede ser definitivo e inmediato o provisional y sujeto a un plan de pagos:

¿En qué consiste el BEPI definitivo e inmediato?

Para que el principio de exoneración se produzca de forma definitiva e inmediata, el deudor de buena fe deberá satisfacer:

  1. Todos los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados.
  2. En caso de no haber intentado un Acuerdo Extrajudicial de Pagos, al menos el 25% de los créditos concursales ordinarios.

Una vez satisfechos estos créditos, se podrá cancelar la totalidad de las deudas pendientes tanto públicas como privadas. 

Si bien es cierto, dentro de los 5 años siguientes a la concesión de la exoneración cualquier acreedor podrá revocar ese derecho si por ejemplo aparecen bienes ocultados por el deudor o si, actuó de mala fe.

¿Qué es el BEPI provisional?

En caso que el deudor no sea solvente para pagar los créditos que indicamos (contra la masa y privilegiados o, el 25% de los ordinarios), también podrá acogerse al BEPI si cumple con los siguientes requisitos:

  • Si acepta someterse a un plan de pagos.
  • No ha incumplido las obligaciones de colaboración e información concursal.
  • Ni  ha obtenido el BEPI en los últimos 10 años o rechazado oferta de empleo adecuada en los últimos 4.
  • Y acepta que la obtención de este beneficio se inscriba en el Registro Público Concursal durante el plazo de 5 años.

Hablamos de BEPI provisional porque su efectividad definitiva dependerá del cumplimiento del plan de pagos. 

De modo que:

  1. Los créditos ordinarios y subordinados, exceptuando los de crédito público y alimentos, quedarán exonerados.
  2. También serán exonerados los créditos con privilegio especial.
  3. El resto de créditos deberán intentar satisfacerse en el plazo de 5 años.
  4. El plan de pagos puede establecer aplazamientos y reducciones de deuda.
Categorías
Sin categoría

¿Cuándo prescriben las deudas?

¿Sabías que las deudas no son exigibles para toda la vida? En el Derecho español existe la prescripción de deudas. Es decir, que el acreedor tiene un plazo determinado para reclamar al deudor el pago de la deuda.

Categorías
Sin categoría

¿Eres autónomo? Descubre cómo cancelar tus deudas

La Ley de Segunda Oportunidad permite al autónomo o pequeño empresario liberarse de parte de sus deudas tras un fracaso económico.

El objetivo es facilitar a los autónomos poder rehacer su vida sin tener que arrastrar sus deudas de forma indefinida. Ahora bien, la Ley de Segunda Oportunidad (LSO) también protege al acreedor.

Si estás pasando por una mala situación económica, tienes voluntad de pagar pero no te resulta viable actualmente, sigue leyendo porque este post es para ti.

¿Qué deudas puede cancelar un autónomo?

Un autónomo puede negociar la cancelación de todas las deudas a excepción de las públicas y por alimentos.

Es decir, no se pueden cancelar:

  • Las deudas contraídas con Hacienda y la Seguridad Social.
  • La obligación del pago de una pensión de alimentos.

De este modo, podrás negociar la deuda privada con el banco, el arrendador de tu oficina o local de negocio, proveedores, colaboradores, etc.

Aunque ya sabes que puedes solicitar el aplazamiento o fraccionamiento de las deudas con Hacienda y la Seguridad Social.

¿Quedarán eliminadas las deudas para siempre?

Para entender esto mejor es importante explicar que el deudor puede solicitar al juez la posibilidad de ser exonerado de parte de sus deudas.

Esto es lo que se llama Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, BEPI. 

Es decir, cuando el deudor ha pagado los créditos contra la masa y los créditos privilegiados, y ha intentado alcanzar un acuerdo extrajudicial con sus acreedores podrá solicitar al Juez el BEPI.

También podrá solicitarlo cuando habiendo pagado los créditos contra la masa y los privilegiados, no consiguió un acuerdo extrajudicial pero sí que pagó, al menos, el veinticinco por ciento del importe de los créditos concursales ordinarios.

Bien, entonces, ¿cuándo se pueden considerar eliminadas las deudas insatisfechas?

Tal y como regula el artículo 492 del Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal:

Las deudas no quedarán totalmente canceladas hasta pasados 5 años desde la concesión del BEPI.

Para que ello sea posible el deudor deberá haber actuado de buena fe durante todo ese tiempo.

Es decir, salvo que se constatase que el deudor ha ocultado la existencia de bienes o derechos o de ingresos, excepto que fueran inembargables.

Elimina un % de tus deudas con un plan de pagos a tu medida

El proceso para eliminar las deudas en caso de un autónomo o persona física es muy similar al del concurso de acreedores al que se pueden acoger las empresas en quiebra.

Como decíamos arriba, no es posible eliminar el 100% de las deudas pero si es posible negociar la cancelación de un porcentaje elevado.

¿En qué consiste la LSO? La Ley de Segunda Oportunidad confiere la posibilidad de renegociar la deuda a través de un plan de pagos con los acreedores.

En el plan de pagos quedarán fijadas las condiciones para la devolución del importe debido. Lo interesante aquí es que se tienen en cuenta las circunstancias concretas de tu situación, por eso decimos que es un plan de pagos a medida.

Tampoco queremos dar a entender que el deudor pueda elegir qué deudas puede dejar de pagar sino que se tendrá en cuenta la situación real del deudor y con ello, a lo que puede hacer frente en esos momentos.

De esta manera, se pretende que el autónomo en crisis no vaya tan ahogado y pueda afrontar su día a día con normalidad.

¿Qué necesitas para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad?

Los requisitos para poder pedir la exoneración o cancelación de parte de las deudas te los contamos en este otro post.

No obstante, aquí te nombramos los más importantes:

  1. Que la totalidad de la deuda no supere los 5 millones de euros.
  2. Que puedas demostrar que no puedes hacer frente a los pagos.
  3. Que hayas actuado de buena fe en cuanto al cumplimiento de los requisitos.
Categorías
Sin categoría

¿Cómo negociar un plan de pagos si soy insolvente?

La Ley de Segunda Oportunidad permite a la persona física insolvente cancelar las deudas que no pueda afrontar.

Una de las partes más importantes del procedimiento de segunda oportunidad es la propuesta de un plan de pagos a los acreedores. 

Categorías
Sin categoría

Requisitos para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad

¿Has oído hablar de la Ley de Segunda Oportunidad pero no sabes si tú puedes acogerte a ella?

Si no puedes pagar todas tus deudas y te encuentras en una situación de insolvencia definitiva, estás en el lugar indicado.

Después de leer este post sabrás si tú cumples los requisitos necesarios para acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad.

El mecanismo de segunda oportunidad te permite cancelar por ley las deudas que no puedas asumir. Es un verdadero alivio saber que con La ley de Segunda Oportunidad puedes:

  • Desaparecer de los ficheros de morosos.
  • Pagar solo parte de las deudas que realmente puedas asumir.
  • Evitar demandas y embargos de bienes, así como la persecución de cobradores.

El procedimiento de 2ª Oportunidad tiene en cuenta el historial financiero del deudor insolvente. Uno de los principios de este procedimiento es tratar de ser un instrumento para liberarse de las deudas de quien es un buen pagador pero por circunstancias puntualmente está pasando por una mala situación económica.

Es por ello que cualquiera no puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, sino solo aquéllos que cumplan los requisitos que veremos a continuación.

Requisitos necesarios para beneficiarte de la Ley de 2ª Oportunidad

1) Particulares y autónomos

Eres una persona física (particular) o un profesional autónomo, comerciante o empresario individual.

2) Cantidad de la deuda

La cantidad total adeudada no supera los 5 millones de euros.

3) Eres una persona transparente y actúas de buena fe

Debes mostrar disposición a pagar todas tus deudas o la máxima cantidad posible asumible para ti.

Ser transparente es no ocultar ningún dato relevante:

  • Bienes.
  • Dinero.
  • Acreedores.

Por supuesto debes evitar cualquier acto que suponga una frustración del pago o el aumento de tus ingresos si te ofrecen un trabajo.

4) No has sido declarado en concurso culpable

Si antes hubieras sido objeto de otro concurso de acreedores, es requisito imprescindible que no fuera declarado culpable. Es decir que el concurso fue declarado fortuito.

Un concurso de acreedores es culpable cuando en la generación de las deudas el concursado hubiera actuando mediante dolo, culpa grave o mala fe.

Por ejemplo, si no solicitaste a tiempo el concurso, por prácticas irregulares del administrador de la empresa, falta reiterada de la presentación de cuentas anuales en el registro mercantil, etc.

Si nunca has estado inmerso en un procedimiento concursal como deudor, también puedes acogerte al mecanismo de la Segunda Oportunidad.

5) No has sido condenado por delitos económicos o sociales

Otro requisito importante es que no tengas antecedentes penales por delitos socioeconómicos, ni contra el patrimonio, ni contra administraciones públicas ni contra trabajadores.

Son delitos socioeconómicos, por ejemplo, los siguientes:

  • Estafa.
  • Robo.
  • Hurto.
  • Falsedad documental.
  • Fraudes a la seguridad social.
  • Apropiación indebida.
  • Ocultación de bienes.

6) No te has acogido a la exoneración de pagos en los últimos 10 años

El Beneficio de Exoneración de Pasivo Insatisfecho (BEPI) es un mecanismo que permite exonerar al deudor del pago de su deuda una vez liquidados los bienes de su propiedad y realizados los pagos a parte de sus deudores.

7) Has pagado los créditos preferentes

Los créditos preferentes son:

  • Los créditos contra la masa. Es decir, fundamentalmente aquéllos créditos que se hayan generado una vez iniciado el procedimiento.
  • Los créditos privilegiados. Son los créditos frente a empleados, hacienda y Seguridad Social, principalmente.

8) Si es posible, alcanzar un Acuerdo Extrajudicial de Pagos

Si llega un posible acuerdo extrajudicial de pagos debes al menos intentarlo. O, en su defecto pagar al menos el 25% de los créditos concursales ordinarios.

Categorías
Sin categoría

Cómo superar una crisis económica gracias al Mediador Concursal

El mediador concursal es un profesional cualificado que te puede ayudar ante una situación económica crítica.

Gracias al mediador concursal es posible alcanzar un acuerdo con tus acreedores y superar tu situación de insolvencia.

Categorías
Sin categoría

Concurso consecutivo: definición, solicitud y procedimiento

El Concurso Consecutivo es un procedimiento judicial para solventar una situación económica grave.

Este procedimiento se presenta a continuación de una mediación concursal o acuerdo extrajudicial de pagos sin resultado positivo.

Categorías
Sin categoría

Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho

El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) te permite cancelar tus deudas si eres insolvente.

Con el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho se abre un verdadero mecanismo de segunda oportunidad para las personas físicas insolventes.

Categorías
Sin categoría

Acuerdo extrajudicial de pagos

Si tu situación financiera ha llegado al límite y no sabes cómo solucionarlo, te proponemos un acuerdo extrajudicial de pago con tus acreedores.

A través de este artículo conocerás todo lo que necesitas saber sobre el acuerdo extrajudicial de pagos.